Final 2011

 

 

 

 


Fernando Muñoz con el reconocimiento del mejor lanzador de la serie final, Eduardo Rodríguez seleccionado como el jugador más valioso (MVP), Campeones y subcampeones.

Fulminante resultó la combinación de José Morales y Fernando Muñoz en el montículo, para que Candelaria consiguiera el título. Morales lanzó 5.0 entradas permitiendo solo una carrera y un imparable. Muñoz lanzó 4.0 entradas permitiendo dos imparables entre ellos un cuadrangular y dos carreras. En la parte alta del noveno episodio, con la pizarra 6-2, Muñoz se encontraba a dos "outs" del campeonato, pero lo más difícil para ganar un juego en el béisbol, y en este caso el campeonato es conseguir el "out" veintisiete. Muñoz retira a Esteban Gómez con un chocolate para el primer "out", Sixto Sánchez parador en corto anota la carrera que acercaba a Águilas, el turno al bate era para el receptor José Morales quien conecta "doblete", el turno era para el peligroso jardinero central Kenny Benítez, quien es domidado por la vía 13. El turno era para el lanzador Natividad Galicia, bateando quinto en el orden y sin dejarse lanzar conectó un cuadrangular, produciendo dos carreras las cuales ponían la pizarra 6-4, con las bases limpias, Tino Tapia tuvo la oportunidad de vestirse de héroe, pero Muñoz no se lo permitió y lo domina para el "out" veintisiete, y de esta forma empezaba la celebración para Candelaria.

Águilas de San Isidro batalló y dejo todo en el terreno de juego. El manejador David Capistran Con José L. Tapia reciben el trofeo de subcampeones, Liborio Hernández entrega el cheque de campeones al manejador Samuel Quintero, Alejandro y Samuel Quintero con el trofeo de Pentacampeones, y Samuel Quintero con el trofeo por el record impuesto de veintiún juegos sin conocer la derrota (0-21).

Talento, juventud y amistad; Charlie Santos, Fausto Rodríguez, Eduardo Rodríguez, Alejandro Muñoz, Javier Aquino, Juan Alonso y Angel Alonso, y la vuelta olímpica con familias, y seguidores de los Pentacampeones.